¿Y AHORA QUÉ? Por Nerea ARGULO

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame  y lo aprendo.

(Benjamin Franklin)

Desde mi punto de vista, la enseñanza on line tiene más inconvenientes que ventajas. Aunque haya gente que no comparta mi idea, ahora ya podemos opinar tras resolver las múltiples preguntas que nos hacíamos como: ¿Qué va a pasar ahora? ¿Cómo nos van a evaluar? Y ahora, ¿qué vamos a hacer?

En primer lugar, voy a hablar sobre los inconvenientes de las clases on line. Lo que más noto yo, y usted seguramente también, es la relación alumno-profesor, ya que es mucho más fría y distante. También hay una gran diferencia a la hora de realizar tareas y evaluarlas, ya que cuentan como si fueran una prueba o examen.

Por último, algo muy importante: mucha gente no se puede permitir pagar Internet o tener un ordenador, razones por las que para esas personas es mucho más difícil seguir el ritmo de las clases y de sus compañeros.

Por otro lado están las ventajas de la enseñanza on line, por ejemplo, habernos enseñado a manejar mejor la tecnología y algunas de sus aplicaciones educativas. Otra ventaja la encontramos en la flexibilidad del horario y del espacio donde se trabaja.

En conclusión, pienso que la enseñanza on line tiene más desventajas que ventajas pero hay que adaptarse a las circunstancias que todos estamos viviendo.

 

NEREA ARGULO NÚÑEZ / 3º B

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: