Salida Extraescolar de 1º ESO

Hemos pensado que la mejor forma de contar la salida extraescolar de 1º ESO es a través de sus propios protagonistas. Para ello y como ejemplo, os mostramos las redacciones realizadas por dos alumnos de 1º ESO.

Redacción de Adrián Cacho 1º ESO A:

El día de la excursión fue el 2 de octubre. Yo estaba muy ilusionado por hacer la excursión porque era mi primera excursión en el instituto. Sobre todo quería divertirme con mis amigos.

Cuando el autobús nos recogió (que llegó un poco tarde),  me puse de compañero con Lucas. Cuando llegamos (que llegamos muy rápido), nos soltaron en frente de un albergue. Cogimos nuestras mochilas del autobús y acto seguido nos mandó la profesora de Educación Física, Vanesa, que hiciéramos un círculo concéntrico. Yo me senté al lado de Gabriel, que es primo de Christian y es muy majo, y de Adrián Higuera, uno de mis mejores amigos. Luego, cuando acabamos de hacer el círculo, la profesora nos dijo que nos fijáramos en un sitio, el que quisiéramos. Por cierto, yo me fijé en un árbol porque fue lo primero que vi. No iba a estar media hora para pensar dónde mirar.

Más tarde la profe de Religión, Concha, nos pidió que dijéramos una vocal. Por si no lo has entendido, te pongo un ejemplo: “aaaaaaaaaaa…”. Me estuve riendo por lo bajo con Gabriel porque nos hacía gracia. Luego, Vanesa nos pidió que nos levantáramos y que hiciéramos un círculo normal e hicimos yoga (te digo que no fue nada del otro mundo). Cuando terminamos, por fin comenzamos a subir una montaña.

Cuando íbamos hacia la mitad de la montaña, nos encontramos con cabras. Las estuvimos acariciando un rato y continuamos subiendo. Cuando estábamos a punto de llegar a la cima, ocurrió un contratiempo. Alguien había tirado una piedra y casi le da a Adrián Higuera en la cara. Obviamente, las profes se enfadaron y nos amenazaron con no jugar a nada si no salía  quién había sido. No salió pero proseguimos con la escalada. De repente, me dio por mirar hacia atrás y no vi a nadie mirando así que jugué con Alejandro al Brawl Stars y por fin ya los vimos a todos.

Cuando llegamos a la cima, flipé. Había unas vistas que se veían los Picos de Europa. Las profes decidieron que con esas vistas era buena idea parar para almorzar. Yo me comí un bocadillo buenísimo de filetes de lomo que me hizo mi tía. Cuando terminamos los alumnos de la clase leímos unos poemas por cierto,  a mí me quedó muy bien el poema). Cuando finalizamos de leer los poemas, decidimos bajar. Abajo nos dejaron jugar al fútbol en la zona del albergue. Les ganamos, creo, porque nadie llevó la cuenta. Cuando me cansé de jugar al fútbol, me fui a sentar a un banco pero justo llegó el autobús.  Nos hicimos unas fotos y nos subimos al bus.

En el autobús, esta vez me senté con Gabriel y Alejandro. Cuando llegamos, recogimos nuestras cosas y nos fuimos para casa. Fui una mañana muy movida.


Redacción de Leonardo Rivero de 1º ESO A:

Todo esto ocurrió un 2 de octubre de 2019. Todo iba bien. Me levanté temprano, a las 7:15 h. Estaba muy cansado pero en cuanto desayuné, me puse como “un toro”. Ya eran las 7:30 h.y había desayunado demasiado. Empecé a vestirme, asearme, peinarme…. Estaba muy feliz. Mi padre me llevó al insti y comenzamos la excursión  a las 9:10 y regresamos a las 14:00 h.

Ya estábamos en el bus y mi compañero de asiento y yo no parábamos de molestar  a los de delante. ¡Estaban que echaban humo por los oídos!. En fin, llegamos al albergue. Al lado había un parque y un campo gigante. El albergue estaba en Maoño.

Empezaban las actividades. La primera era hacer un círculo con los 50 niños que éramos de las tres clases. !Teníamos que hacer yoga!. Si os digo la verdad, no soy muy elástico pero era relajante. Después de eso, tiempo libre. ¡Viva!. Podíamos jugar un partido. Teníamos un equipazo. Íbamos uno cero ganando. El crack apareció. Yo era defensa y le quité la pelota en el contraataque. Corrí hasta la otra punta de corner y la pasé por la banda a un compañero. Él me la centró a la “olla” y “boooom”: “goooooool” de tacón de Leo.

Si os preguntáis cómo quedamos fue 10 a 2 o 11 a 3; no me acuerdo muy bien. Yo metí 4. Después del partido que, por cierto acabé rojo “como un tomate”, nos fuimos a hacer una ruta andando. La ruta nos llevaba desde el albergue hasta una montaña. Íbamos caminando y conectando con la naturaleza. Era muy bonito. Al cabo de un rato, paramos en lo alto de la montaña para almorzar y leer unos poemas que habíamos preparado. El mío se titulaba: “Rima” y era de Gerardo Diego.

Por último, bajamos la montaña y nos subimos al bus. Otra vez, a molestar a los de delante. Llegamos al insti y para casa, que ya era hora.

Reportaje gráfico de la salida

2 comentarios sobre “Salida Extraescolar de 1º ESO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: